CIF

Nuestra misión es que tengas una casa perfectamente brillante que te despierte orgullo. Todos nuestros productos están creados con eso en mente, para que cuando elijas Cif sepas que hay siempre un final brillante.

Porque la limpieza no solo pasa por el cómo, sino también el por qué. Es esa sensación que te da cuando terminás, tomás distancia, y ves tu casa lo más brillante que puede estar. Es el hogar de tu familia, y te llena de orgullo.

Sabemos que querés que tu casa se vea lo mejor posible; por eso desarrollamos productos que resuelven los problemas que vos enfrentás, a la vez que cuidamos las superficies. Como por ejemplo el limpiador cremoso multiuso más vendido en el país, Cif Crema. O nuestras nuevas Cápsulas Concentradas para la limpieza de tu piso, que en una dosis concentran limpieza, desinfección y una fragancia duradera.

Tu casa es un reflejo de tu persona y Cif te va a ayudar a lograr el final brillante que querés, cualquiera sea la superficie o el ambiente, ya sea si se trata de una repasadita o de una limpieza profunda.

Creemos que todos deberían sentirse orgullosos del entorno en el que viven.

Eso empieza por casa.

Queremos que todos se sientan orgullosos de sus hogares, lo más brillantes posibles. Queremos que este orgullo se esparza a todos los aspectos de la vida, porque cuando tu entorno te enorgullece, te sentís bien.

¿Entonces por qué quedarnos ahí?

El brillo está en todas partes. En nuestras calles, nuestros edificios, está en todo lo que hacemos. Todas esas cosas cuentan una historia, y al limpiarlas y cuidarlas, quitando la fea suciedad que arruina su brillo y restaurándolas a su condición original, volvemos esas historias a la vida, renovando su brillo y belleza para que todos puedan disfrutarlo.

En años pasados, limpiamos el Monumento a los Españoles, el Planetario y también reunimos a la gente para celebrar la restauración de sus objetos atesorados, quitando la suciedad acumulada para cuidar cada superficie y devolverle su brillo, como siempre lo hizo Cif.

No solo se trata de limpiar un objeto, sino de hacerlo brillar, restaurando el orgullo que nos hace sentir y embelleciendo todavía más cada hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.